Noticias - Actualidad
17
Feb
2023

KONICA MINOLTA: Predicciones de impresión comercial para 2023

Comentario de Olaf Lorenz, General Manager International Marketing Division de Konica Minolta.

Valora esta entrada

|

En un mundo en el que las personas son cada vez más conscientes de su consumo y de la escasez de recursos naturales, la tecnología de impresión digital sigue siendo la mejor opción para los proveedores de impresión en un mundo que evoluciona rápidamente. La era digital de las comunicaciones multicanal puede cambiar nuestra forma de entender, interactuar y vivir, pero nunca sustituirán las experiencias que genera la impresión.

Dado que la impresión digital se posiciona como el «motor de crecimiento» para los fabricantes de equipos en la década de 2020, seguimos asistiendo a un cambio de paradigma de lo analógico a lo digital. Cada vez son más las marcas y los minoristas que identifican la agilidad, la automatización y la rápida respuesta como soluciones a los factores críticos que se generan para satisfacer unos patrones de demanda por parte de los clientes cada vez más cambiantes.

La transición de lo analógico a lo digital es imparable

Existen otras tendencias que están acelerando esta moda, por ejemplo las tiradas cortas, la personalización y la rápida entrega, son los factores más importantes a la hora de elegir la impresión digital. La transición de lo analógico a lo digital es realmente relevante. Es como el sonido de caballos a la carga acercándose cada vez más y haciéndose más fuerte. La transición es imparable.

Con el aumento de otras tendencias como son la automatización, la compra de impresión online y las tiendas web, vemos grandes oportunidades para los clientes que deseen aprovechar las ventajas que sólo pueden ofrecerse a través de la producción digital.

Menos intermediarios ayudan a eliminar la posibilidad de errores humanos

De cara al futuro, prevemos una mayor adopción de la optimización y automatización de procesos en el camino hacia la industria inteligente. Las habilidades y la creatividad de las personas siempre serán importantes y valiosas para las empresas de impresión, pero la automatización de los procesos, siempre que sea posible, reduce los costes laborales y maximiza la productividad. Contar con menos intermediarios y puntos de contacto puede ayudar a eliminar la posibilidad de errores humanos que causan costosos retrasos o errores en la producción.

El flujo de trabajo, el software y la automatización de procesos, junto con las soluciones en la nube y la postimpresión, son factores clave para la eficiencia y la creación de valor añadido como parte del impulso hacia la «industria inteligente». Las oportunidades están en todas partes. Los mercados de la impresión comercial e industrial siguen creciendo gracias a la impresión digital, ya que las tiradas siguen reduciéndose y cada vez se exigen más formas sostenibles de producción mediante la reducción de residuos. Esto es cada vez más importante, sobre todo con los retos mundiales que plantea la disponibilidad de materias primas y el aumento de los precios y de energía, así como la escasez de personal cualificado, que ha afectado a los niveles de confianza.

El envasado es también una parte estratégica del producto, donde la impresión es esencial. Tradicionalmente, esto se hacía mediante sistemas analógicos con una producción a gran escala. Sin embargo, la necesidad de tiradas cortas, la reducción de costes y los plazos de entrega rápidos son factores que están acelerando la penetración de las soluciones digitales en este segmento.

Una inversión estratégica inteligente garantizará la prosperidad del sector de impresión

Mientras que lo analógico sigue dominando el mercado general de la impresión en términos de volumen y valor, el digital está creciendo más rápidamente y acaparando una mayor cuota de valor, una tendencia acelerada por la pandemia del Coronavirus. Según Smithers[1], el aumento del valor de la impresión digital en toda Europa como proceso de impresión es cada vez mayor, pasando de 27 600 millones de euros en 2017 a 41 200 millones de euros en 2027, lo que supone un cambio del 14,2 %, y en relación al volumen todo lo digital pasará de 351 000 millones de impresiones A4 a 582 000, un cambio del 66 % en el mismo periodo de 10 años. En conjunto, el valor digital pasará del 16 % de todo el valor total de la impresión y los envases impresos en 2017 al 19,8 % en 2027. Smithers[2] señala que la impresión digital es el «sector de alto crecimiento de la impresión con fines de lucro y está cambiando las cadenas de suministro y los modelos empresariales».

La inyección de tinta, una tecnología verdaderamente disruptiva

La electrofotografía se está introduciendo en el sector de los envases, está bien implantada en el de las etiquetas y está creciendo en el de los cartones y envases flexibles. «Pero la inyección de tinta será la que más aumente, y muchos proveedores proclaman la llegada de una tecnología[3] verdaderamente disruptiva», añadiendo que la calidad que se puede conseguir es equivalente a la de la litografía en color. Y es el «proceso de impresión de más rápido crecimiento».

Los nuevos equipos de inyección de tinta son los que más crecen en muchas categorías[4]. Una de las cuales es la inyección de tinta en hojas, en la que Konica Minolta tiene una presencia muy importante con sus multipremiadas prensas AccurioJet KM-1, apodadas como «la navaja suiza de la impresión» por sus múltiples usos.

Con la tecnología de impresión digital en ascenso, Konica Minolta tiene una visión  muy positiva del futuro. Su optimismo se refleja también en la 8ª edición de drupa Global Trends Report[5], que apunta a una recuperación de la confianza a pesar de que los mercados económicos mundiales han sufrido más sacudidas en los dos últimos años que en ningún otro momento desde la Segunda Guerra Mundial. «Los impresores y proveedores se muestran decididos a hacer crecer su negocio, invirtiendo lo necesario, a partir de 2023», refleja el resumen del informe[6].

Las ventas de máquinas digitales aumentarán de forma constante en los próximos 10 años

Smithers[7] también prevé un aumento «constante» de las ventas de maquinaria digital hasta 2032, con una recuperación que supondrá volver a niveles de inversión cercanos a los de 2017. Las ventas de nuevos equipos aumentarán un 2,2 % CAGR (tasa compuesta de crecimiento anual) en el periodo de 10 años.

«La nueva maquinaria de impresión es el motor de crecimiento del mercado de la impresión digital», afirma el informe[8] . «En electrografía hay máquinas de hoja suelta y de bobina con distintos niveles de rendimiento. La inyección de tinta cuenta con una gama muy amplia de maquinaria: máquinas de bajo coste y gran formato, integraciones especializadas y una gran variedad de máquinas de hoja suelta y de hoja cortada en varios formatos.»

En 2032, la impresión digital tendrá un valor de 230.500 millones de dólares, lo que supondrá casi una cuarta parte de toda la impresión y los envases impresos (algo menos de 30 billones de impresiones). El informe[9] también afirma que el valor de la impresión digital crecerá a un ritmo constante del 5,8% a partir de 2022, mientras que el volumen aumentará en la misma proporción, lo que supone un incremento total del 75,2%.

La inyección de tinta es la gran ganadora. Esto representó el 61,4% del valor de la impresión digital y el 62,4% del volumen en 2017. La inyección de tinta aumentará hasta el 74% del valor y el 77,5% del volumen en 2032. Smithers afirma que el menor crecimiento del volumen refleja el abandono progresivo de la impresión monocromo de tóner continuo, excepto en algunos nichos de seguridad.

Hay grandes oportunidades tanto en los mercados del tóner como en el de la inyección de tinta, por eso desde Konica Minolta tratamos de ayudar a que los clientes se replanteen las oportunidades comerciales. La tecnología digital permite acceder a muchas funciones que los protagonistas de los sectores de la impresión comercial, el envasado y la industria buscan para aplicaciones rentables.

Además de acreditaciones como las certificaciones FOGRA para las prensas KM-1e HD y KM-1e en el ámbito de las prensas de inyección de tinta, también han cosechado muchos éxitos con sus sistemas basados en tóner, que confían en repetir en 2023. Por ejemplo, la  AccurioPrint Serie 7100 obtuvo el premio BLI (Buyers’ Lab Incorporated) 2022 Colour PRO Award de Keypoint Intelligence menos de un año después de su lanzamiento, así como la certificación de seguridad de juguetes de TÜV Rheinland (también concedida a la AccurioJet KM-1e).

Aportar valor añadido a las impresiones mediante el recubrimiento y el acabado

Desde prensas básicas como el lanzamiento de la AccurioPrint 2100 de 100 ppm hasta prensas de gran volumen como la serie AccurioPress C1400, Konica Minolta utiliza tecnología y diseños avanzados para sus galardonadas impresoras. Junto con su socio MGI, reconocen el crecimiento y las oportunidades que ofrece proporcionar valor añadido a las impresiones mediante tecnologías de recubrimiento y acabado.

Pero aún queda mucho por hacer para educar al mercado sobre las ventajas de la producción digital. Con un enfoque asociativo, están decididos a ayudar a los clientes a identificar y desbloquear el potencial que encierra la digitalización y a alcanzar el siguiente nivel en la madurez digital de su organización replanteando el lugar de trabajo.

Apoyo a un lugar de trabajo inteligente y conectado

Además de seguir consolidando su posición como uno de los principales fabricantes en la producción de impresión comercial e industrial, también tendrán en cuenta el panorama general para ayudar a los clientes a dar forma a su futuro». En apoyo de un «lugar de trabajo conectado inteligente», Konica Minolta ofrece servicios de nube, TI, impresión gestionada y soluciones de vídeo para el trabajo remoto, la colaboración, la gestión del flujo de trabajo, la automatización y la seguridad.

En Konica Minolta están impacientes por ver las oportunidades que se les presentan. Y una cosa es segura: el peso hacia la producción digital en todos los mercados será cada vez mayor.