Noticias - Actualidad
24
Abr
2020

INSTANT BYTE: Cámaras térmicas para la medición de temperatura corporal

Estas soluciones permiten realizar una medición masiva de un flujo alto de personas, con elevada fiabilidad y con una instalación sencilla y rápida.

Valora esta entrada

|

La situación de crisis a la que nos enfrentamos en la actualidad precisa contar con soluciones que nos permitan distinguir, de una forma rápida, quién o quiénes, podrían presentar una situación de riesgo por temperatura alta entre un número elevado de personas.

Entre las distintas soluciones que el mercado está ofreciendo, las cámaras térmicas y termográficas ofrecen características muy interesantes que las convierten en uno de nuestros principales aliados en la prevención de situaciones de riesgo. Algunas de estas características son:

  • Medición de temperatura sin contacto
  • Medición de temperatura de forma inmediata
  • Fiabilidad de la respuesta obtenida
  • Sencillez de la solución necesaria

Gracias a las características mencionadas, estas soluciones permiten realizar una medición masiva de un flujo alto de personas, con elevada fiabilidad y con una instalación sencilla y rápida.

Los equipos mínimos necesarios son portátiles y solamente necesitan alimentación externa para un funcionamiento local. En el caso de necesitar una conexión con un sistema de centralización de datos, también sería necesaria una conexión de red IP.

Un sistema básico está formado por una cámara y un servidor (PC o portátil). En todos los casos, los distintos fabricantes incluyen las referencias de los elementos de montaje adecuados para realizar un despliegue de los equipos, como trípodes. A este sistema básico podríamos añadir un segundo elemento para mejorar la precisión en la medida de temperatura (solo necesario para ciertos fabricantes) denominado blackbody. El blackbody es un accesorio que proporciona una temperatura estable y que debe situarse dentro del campo de visión de la cámara. Gracias a su utilización, la cámara se calibra constantemente y consigue mejorar la precisión, aumentándola hasta +/-0,3ºC.

La instalación del blackbody solo precisa de alimentación externa y un trípode. No es necesario comunicación de datos con la cámara.

La solución basada en cámaras térmicas o termográficas son una ayuda importante para el análisis masivo de personas, pero hay que tener en cuenta condiciones externas que pueden hacer variar la temperatura de las personas sometidas a examen. También hay que tener en consideración que ninguna cámara es un equipo clínico. Por estos motivos, siempre es recomendable realizar una segunda prueba de temperatura a las personas con positivo detectado por las cámaras.

En Instant Byte podemos ofrecer una gran variedad de soluciones basadas en cámaras térmicas. Contamos con las marcas Hikvision, Dahua, Flir y Uniview.

Más información en: http://www.instantbyte.com/