Caso de Uso

Una solución de movilidad para avanzar hacia un modelo centrado en el paciente

12 de julio de 2022
La Comunidad de Madrid, como administración pública, tiene entre sus compromisos trabajar por la mejora continua de la calidad de los servicios públicos y de la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos, con el objetivo último de ofrecer al ciudadano un trato más cercano y humano, y modernizar el funcionamiento del sector público.

La Comunidad de Madrid, como administración pública, tiene entre sus compromisos trabajar por la mejora continua de la calidad de los servicios públicos y de la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos, con el objetivo último de ofrecer al ciudadano un trato más cercano y humano, y modernizar el funcionamiento del sector público.

En este contexto, la Comunidad de Madrid cuenta con un organismo, la Agencia para la Administración Digital (Madrid Digital) que tiene como función llevar a cabo la transformación digital de la Administración Pública de esta comunidad autónoma, aprovechando las últimas tecnologías para lograr ese objetivo de hacer más accesibles los servicios públicos al ciudadano.

El ámbito de los servicios socio-sanitarios ha sido desde el primer momento una de las áreas preferentes para abordar esa transformación digital, al tratarse de un tipo de servicios de los que hace uso la mayor parte de la ciudadanía.

“MOVSS es un proyecto estratégico claramente ilustrativo de la estrategia de transformación digital que Madrid Digital viene impulsando para el entorno socio-sanitario. El proyecto ha conseguido cumplir con todos sus objetivos y ha abierto la puerta a posteriores despliegues de infraestructura y creación de nuevos aplicativos, todos ellos asociados a la movilidad, y que tanto la sociedad como los profesionales del entorno socio-sanitario están demandando”. Carlos Alonso Sanz, Jefe de Proyecto e Ingeniero de Sistemas, Madrid Digital

Dentro de este ambicioso programa de modernización de los servicios públicos socio-sanitarios, orientado a avanzar hacia un modelo centrado en el paciente, se considera fundamental que los usuarios del sistema de salud de la Comunidad de Madrid puedan acceder a una amplia gama de servicios de forma más cómoda y personalizada, utilizando para ello todas las posibilidades que brindan las tecnologías de movilidad actuales.

Así surge el Proyecto para la implantación de movilidad en el entorno socio-sanitario de la Comunidad de Madrid (MOVSS), una iniciativa que tiene por objetivo poner a disposición del ciudadano servicios y aplicaciones socio-sanitarias a través de sus dispositivos móviles, y en concreto los servicios que prestan dos entidades: el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) a través de su red de centros asistenciales, y los servicios sociales prestados por la red de residencias del Organismo Autónomo Agencia Madrileña de Atención Social (OAAMAS).

La disponibilidad de nuevos servicios inalámbricos y la implantación de movilidad es algo cada vez más demandado tanto por los profesionales médicos y socio- sanitarios como por el ciudadano. Para satisfacer esta demanda, se plantea la necesidad de llevar a cabo el despliegue de una nueva infraestructura de red inalámbrica que permita dar respuesta a las necesidades de fiabilidad, flexibilidad, disponibilidad, gestión y soporte, y seguridad que el proyecto requiere, además de ofrecer la capacidad y funcionalidades necesarias para el despliegue de servicios y aplicaciones de última generación. En concreto, se necesitaba una infraestructura que permitiera:

  • Acceder mediante conexión inalámbrica WI-FI a los sistemas de información de los centros dependientes del SERMAS y del OAAMAS. Se consideraba imprescindible que el equipamiento de red soporte el estándar 802.11ac, así como que disponga de funcionalidades que garanticen la seguridad de las comunicaciones y de los datos del paciente. Se pide también que la infraestructura implementada sea fácil de gestionar y configurar, tanto en la fase de implementación, como en operación y soporte diario de la red.
  • Disponer de un sistema de soporte y gestión para dispositivos móviles (“Mobile Device Management” o MDM) y cumplir con las normativas técnicas y procedimientos para la conexión de dispositivos “IoT” de uso clínico a la red inalámbrica.
  • Soportar aplicativos y servicios utilizados por los profesionales que trabajan en el ámbito socio-sanitario, incluyendo soporte para sistemas de video-conferencia a través de la red inalámbrica WIFI.

El proyecto incluye también la definición, estrategia y desarrollo del marco tecnológico para la implantación del sistema de movilidad así como la definición, estrategia y desarrollo de aplicaciones de movilidad específicas para el entorno socio-sanitario y en concreto, de la aplicación “Historia Socio-sanitaria del Residente”.

Una Red Fiable Y Eficiente Que Mejorará La Experiencia Del Paciente

La solución de red desplegada incluye 1.400 puntos de acceso Wi-Fi 802.11ac, además de controladores Wi- Fi, diverso equipamiento de red LAN (plataformas de switching/routing) y software de seguridad y gestión. La nueva red da servicio a un total de 12 hospitales, 13 residencias de mayores, 2 Centros de Atención a disminuidos psíquicos y 3 centros ocupacionales. Un total de 15.400 usuarios, pertenecientes al personal sanitario y administrativo adscrito a los hospitales utilizarán la nueva red, además de 1.500.000 usuarios potenciales, que es el número de ciudadanos asignados a dichos centros. A estos hay que añadir, 1.400 empleados de los centros y residencias, y la población asignada a los mismos.

Esta nueva red soportará muchos de los servicios sanitarios avanzados de los que ya dispone la Comunidad de Madrid, como el sistema de Historia Clínica Electrónica (HP-HCIS y Selene). Por otro lado, cada centro dispone de sus propios aplicativos sanitarios. Así los centros AMAS utilizan la Historia Socio-sanitaria del Residente (mediante la aplicación HSSR) y sistemas de video-conferencia (aplicación ZOOM).

Asimismo se está utilizando la red Wi- Fi para conectar sistemas y dispositivos “IoT” de uso clínico (tensiómetros, electrocardiogramas, etc.). Los beneficios que aporta la nueva infraestructura de red son tanto tecnológicos como de negocio. La mejor prueba de ello es el notable incremento en el uso de la red Wi-Fi que ya se ha experimentado desde la puesta en operación de la misma. Como comenta Carlos Alonso Sanz, Jefe de Proyecto e Ingeniero de Sistemas de Madrid Digital, “la garantía de funcionamiento y la eficiencia de la tecnología utilizada hace que los servicios inalámbricos estén siendo cada vez más demandados tanto por la ciudadanía como por los profesionales. No hay más que ver las curvas de tráfico Wi-Fi de los centros hospitalarios desde que se implantó la solución”.

«El futuro de los servicios sociales y de salud es digital y organizaciones como Madrid Digital aciertan al invertir en una infraestructura de red robusta, fiable y resistente, capaz de impulsar y soportar nuevos servicios públicos en modo virtual, ahora y de cara al futuro. Estamos muy satisfechos de poder ayudar a Madrid Digital a avanzar en esta transformación digital, proporcionando una mejor atención al paciente a un número cada vez mayor de ciudadanos de una manera eficiente y rentable». Javier Jiménez, Country Manager de Extreme Networks en España

Por un lado se dispone ahora de una infraestructura totalmente renovada y preparada para soportar las últimas tecnologías y servicios, con tecnología Wi-Fi de última generación (802.11ac), desplegada sobre una arquitectura lógica estandarizada y homologada. Por otro lado, en cuanto a la fiabilidad, robustez y disponibilidad de la red, se han mejorado parámetros de servicio, tales como el MTTR (“Mean Time To Repair”) y el MTBF (“Mean Time Between Failures”). Se destaca también la facilidad de operación, mantenimiento y soporte de la solución.

Desde un punto de vista de la gestión, se ha mejorado la eficiencia, gracias a la reducción de costes, tanto de los costes de operación, al reducirse los costes de las comunicaciones, como los asociados a los nuevos servicios y aplicativos, todos ellos basados en movilidad. Por último, hay que mencionar la reducción de costes derivados de la adquisición, operación y soporte de servidores que prestan servicio a la Historia Clínica Electrónica y otros servicios, anteriormente prestados en modo local, y ahora centralizados en Centros de Proceso de Datos. Esto sólo ha sido posible gracias a la mejora de la infraestructura de red de comunicaciones.

Más información en: https://es.extremenetworks.com/