24
Sep
2018

Seguridad en el nuevo puesto de trabajo digital, un imperativo superado

El nuevo puesto de trabajo digital ha logrado optimizar la comunicación, proporcionado una movilidad ágil que permite dar respuesta, de modo ininterrumpido, a cualquier comunicación empresarial.

Valora esta entrada

|

En plena era digital, las empresas, con independencia de su tamaño y del sector al que pertenezcan, deben afrontar su modernización tecnológica con el fin de continuar consolidándose en el seno de un mercado cada vez más competitivo. Ninguna puede renunciar ya a ofrecer, a empleados, proveedores y clientes, acceso a una serie de funcionalidades que contribuyen a elevar la productividad, agilizar los procesos y elevar el compromiso de los empleados y la eficiencia global del negocio.  Esta transformación digital pasa por ofrecer a todo el ecosistema empresarial acceso a una plataforma colaborativa que, además de escalable, debe ser 100% segura y capaz de garantizar el desarrollo de funciones como llamadas de audio y vídeo, compartición de archivos y pantallas, o administración de contactos en cualquier escenario en el que esté el usuario.

Colaboración sin fronteras

El nuevo puesto de trabajo digital ha logrado optimizar la comunicación, proporcionado una movilidad ágil que permite dar respuesta, de modo ininterrumpido, a cualquier comunicación empresarial sin perjuicio de dónde se encuentre la persona y del dispositivo que lleve encima en ese momento, y sin necesidad de VPNs. Esto genera una ventaja, la de la colaboración sin fronteras, abriendo la comunicación a todo el ecosistema corporativo, con acceso seguro a redes; capacidad para generar grupos privados destinados a chatear y compartir información en torno a proyectos específicos, incluso con contactos remotos, con los que se puede iniciar una colaboración altamente productiva.  Simplemente con una aplicación como Rainbow de Alcatel-Lucent Enterprise, conectada al sistema corporativo, es posible acceder a todo el directorio desde cualquier dispositivo y comunicarse sin restricciones. Y todo ello, de modo completamente seguro, puesto que este tipo de aplicaciones garantizan la privacidad de los accesos y de los grupos frente a posibles intentos de intrusión.

Con este tipo de plataformas de colaboración en nube, el negocio se torna más rentable y la eficiencia se eleva de manera muy notoria, sin necesidad de inversión. Los servicios se suministran como una solución independiente o mediante un enfoque híbrido. Al conectar directamente la infraestructura de telefonía existente -no importa el proveedor- a los nuevos servicios basados en la nube, las organizaciones protegen las inversiones de hardware y garantizar que los procesos de negocio críticos permanecen intactos e ininterrumpidos durante la transformación digital de la empresa.

Comunicaciones cognitivas

Las API abiertas de las nuevas aplicaciones de colaboración en el puesto de trabajo ofrecen a los desarrolladores y socios la capacidad de aprovechar la plataforma para contar con potentes herramientas de colaboración en las aplicaciones y procesos empresariales, con ayuda de la inteligencia artificial. Así, los socios comerciales pueden abordar los retos de sus clientes con soluciones singularizadas con diferentes grados de inteligencia que satisfagan las necesidades específicas de cada negocio.

Estos nuevos entornos de trabajo fomentar la participación de talento dinámico, con perfiles multidisciplinares capaces de extraer todo el potencial de la tecnología, que es, en definitiva, la impulsora de la productividad corporativa.


José Femenía
Alcatel-Lucent Enterprise
Director Marketing y Comunicación