Noticias - Actualidad
23
Jun
2023

NUTANIX: El papel de los economistas especializados en cloud será clave en la transformación digital de las empresas

La empresa deben adoptar una “visión más economicista” de la nube para evitar otra oleada de adopciones tecnológicas a gran escala sin verdadero valor económico.

Valora esta entrada

|

Nutanix (NASDAQ: NTNX), líder en computación híbrida multicloud, revela que el papel de los economistas especializados en cloud será clave para acelerar la transformación digital y adoptar los nuevos modelos operativos y de negocio generados por el uso de la nube, que afectarán a todos los niveles de una organización.

El trabajo de los economistas ha sido siempre fundamental en los procesos de toma de decisiones importantes, asesoran a gobiernos e integran las plantillas de multitud de comités y comisiones públicas y privadas. De hecho, normalmente, vemos como las grandes instituciones económicas de un país están cerca de los centros de poder, por su capacidad para identificar valores que a menudo se pasan por alto y comprender el impacto humano que pueden tener algunas decisiones.

En el momento en el que la tecnología pasa de ser un centro de costes más y se convierte en el modelo operativo central de la empresa, los aspectos económicos de la nube deben ocupar un lugar central en la toma de decisiones de las organizaciones”, señala Steen Dalgas, Senior Cloud Economist de Nutanix. “Los economistas de la nube tienen que estar ahí para ayudar a los CIOs a guiar a toda la organización a través de un cambio total de modelo operativo, sin olvidar que, en un periodo de escasez de competencias profesionales sin precedentes, el impacto humano de la transformación es también de vital importancia económica y debe hacerse con todas las garantías”.

La transformación digital, mediante la adopción de modelos cloud, supone un cambio completo en las operaciones empresariales y la interacción con los clientes. La tecnología pasa a sustentar todo el negocio, por lo que su tiempo de actividad y resiliencia tiene un valor económico que debe ser comprendido por todos los integrantes de la empresa. Por ejemplo, un reciente proyecto llevado a cabo en un proveedor de servicios sanitarios reveló un impacto económico total por tiempo de inactividad de cerca de 14 millones de euros. El problema no fue solo provocado por importantes interrupciones tecnológicas, sino que, como respuesta, la institución apostaba por métodos manuales basados en papel, que incrementaban aún más el gasto en horas extraordinarias. Un análisis más detallado reveló que la organización sufría una media de seis incidentes de inactividad al año de hasta cinco horas, por lo que, una vez recuperados los sistemas, quedó claro que el parque tecnológico no era el adecuado y hubo que poner en marcha un programa de modernización.

Solucionar este tipo de interrupciones no es la única razón para recurrir a la perspectiva de un economista especializado en cloud. Los desarrolladores de aplicaciones se han convertido en otra de las piezas estratégicas de una organización, ya que crean y despliegan los servicios que la diferencian de sus rivales. Por tanto, cuanto más autosuficientes y productivos sean, mejor, y hemos podido demostrar que las inversiones en cloud computing pueden generar una mejora de la productividad equivalente a contratar a tres desarrolladores de aplicaciones adicionales”, añade Steen Dalgas, Senior Cloud Economist de Nutanix

Por qué necesitamos economistas especializados en la nube

La migración a la nube es la segunda gran revolución que afecta a la informática empresarial. La primera fue la llegada y adopción de las aplicaciones de planificación de recursos empresariales (ERP). Los departamentos de TI lo implementaron como un simple modelo tecnológico y, como resultado, muchas implantaciones de ERP no aportaron ningún valor económico a la organización.

Para evitar estos errores del pasado, las empresas deben adoptar una “visión economicista” de las tecnologías en la nube, ya que ofrecen una gran cantidad de oportunidades, pero sólo si se despliegan correctamente, como una modernización de las personas, los procesos y la tecnología en toda la empresa. Hay compañías que creen que pasarse a la nube pública generará un ahorro debido al tamaño de los proveedores hiperescalares con los que trabajan. Pero esto no siempre es así. Muchos líderes empresariales y tecnológicos se han dejado guiar más por las emociones que por la razón y, al igual que ocurrió antes con el ERP, esto puede provocar otra oleada de adopciones tecnológicas a gran escala sin verdadero valor económico.

En definitiva, para que la computación en nube cumpla sus promesas y ayude a las organizaciones a aprovechar mejor sus inversiones tecnológicas y sus compromisos medioambientales o sociales, será fundamental contar con la visión de un economista especializado en cloud.