Artículo
21
Nov
2023

Más allá de internet: la era de la conectividad personalizada

Guía para optimizar y preparar para el futuro la infraestructura de red de tu empresa.

Valora esta entrada

|

Repensar la red de internet pública

Descentralizada, sin límites y al alcance de todos: internet ha reescrito el futuro de casi todas las empresas del planeta.

Pero a medida que se acelera la digitalización, cada vez queda más patente que las características de la red de internet pública son, al mismo tiempo, sus defectos. Altos niveles de latencia, infraestructura compleja y los problemas de seguridad son tan solo la punta del iceberg para las empresas cuyas infraestructuras de red dependen de ella.

Internet ha unido al mundo, pero no se ha diseñado para soportar el tipo de conectividad que tu empresa necesita hoy en día. Es decir, ya no se puede depender de ella para suministrar datos y aplicaciones que sean vitales para la compañía.

Lo positivo es que existe una alternativa y queremos contarte más en esta guía.

Construyendo una conectividad personalizada

La interconexión te ofrece una oportunidad única para optimizar la conectividad de tu empresa fuera de internet y desarrollar una estructura a tu medida que ofrezca todas las ventajas de la red de internet pública, pero adaptada a tu actividad empresarial.

Si aprovechas esta oportunidad, podrás formar parte de ese grupo de empresas pioneras que disfrutan de niveles sin precedentes de rendimiento, seguridad, simplicidad y flexibilidad.

Y lo que es más interesante, implantar una estrategia de conectividad a medida resulta sencillo, rápido y rentable. Una vez que esté en marcha, podrás optimizar tu infraestructura, lo que te permitirá:

  • gestionar aplicaciones ilimitadas basadas en la nube;
  • interconectar e intercambiar de forma segura grandes volúmenes de datos con el número de socios o proveedores que desees;
  • garantizar que el tráfico esencial de tu empresa llegue a su destino con la velocidad que necesitas;
  • posicionar a tu empresa de tal forma que sea capaz, no solo de sobrevivir, sino también de prosperar en la era de la información digital.

Pero vamos por partes. En primer lugar, explicaremos en qué consiste esta solución y cómo funciona.

¿Qué es la interconexión?

La interconexión es, sencillamente, una conexión entre dos o más partes para intercambiar datos. Se trata de algo fundamental en las empresas actuales. El motivo es que la mayoría de las empresas ya no utilizan los sistemas físicos tradicionales, sino que dependen de modelos basados en plataformas. Sus soluciones dependen de la interconectividad porque están formadas por distintos servicios de terceros que comparten datos entre ellos.

Pero si te conectas a un punto de intercambio de internet y usas su plataforma de interconexión para servicios como la conectividad en la nube y las conexiones de red directas, puedes aislar tu conexión de la red de internet pública y, de este modo, simplificar y controlar tu infraestructura de red. Además, puedes conectarte directamente y en privado con quien tú quieras. Todo esto significa que puedes mejorar mucho la eficiencia de tu empresa y prepararla para lo que le depare el futuro.

Y lo más interesante de todo es el poder que la interconexión aporta a tu empresa.