Noticias - Actualidad
24
Nov
2023

DELL TECHNOLOGIES: Cuatro consejos para los CIO que quieren adoptar una estrategia multicloud

Una estrategia multicloud bien diseñada desempeña un papel destacado en la transición de las ideas a la acción.

Valora esta entrada

|

En el actual panorama digital, la computación en la nube se ha convertido en un factor de cambio para las organizaciones que buscan agilidad, escalabilidad y rentabilidad. Sin embargo, el propio panorama de la nube se ha vuelto cada vez más complejo, debido al aumento de múltiples proveedores y plataformas de servicios cloud. Como resultado, el concepto de multicloud por diseño ha ganado protagonismo, ofreciendo a los CIO la capacidad de aprovechar lo mejor de cada plataforma en la nube al tiempo que se mitigan los riesgos y se optimizan los costes.

Una estrategia multicloud bien diseñada desempeña un papel destacado en la transición de las ideas a la acción, permitiendo a las organizaciones añadir rápidamente recursos de TI sin incurrir en gastos, al tiempo que aumenta la agilidad y la escalabilidad. Sin embargo, las organizaciones sólo pueden aprovechar esta oportunidad si su entorno multicloud es producto del diseño y no de la casualidad.

Dell Technologies aporta cuatro consejos para los CIO y los líderes de TI en este entorno multicloud:

  1. Llevar las experiencias de la nube a los entornos de TI dedicados: La mayoría de las organizaciones siguen confiando en entornos de TI dedicados porque no todas las cargas de trabajo o datos son adecuadas para la nube pública. Un enfoque multicloud de diseño ayuda a las empresas a liberar todo el potencial de multicloud sin verse limitadas por ecosistemas aislados de herramientas y servicios propietarios. Además, amplía y optimiza las pilas de nube a entornos de TI dedicados, lo que permite que las cargas de trabajo se ejecuten allí donde lo necesite la empresa. A la vez que ayuda a agilizar las operaciones de TI al llevar un modelo operativo de nube a entornos de TI dedicados.
  1. Reducir costes aprovechando los modelos de consumo de pago por uso: La elevada inflación, las limitaciones de la oferta mundial y la escasez de talento probablemente están poniendo a prueba la capacidad de los equipos de TI para asignar suficiente capital a las inversiones. Cambiar de un modelo CapEx a uno OpEx puede ayudarle a alinear los costes con el uso real, ya que el pago por uso ayuda a desplegar capacidad de reserva para reducir los costes asociados al exceso de aprovisionamiento. Además, el personal puede escalar de forma flexible dentro del buffer, pagando por la capacidad a medida que se utiliza con una tarifa única, de tal manera que se consuman servicios de TI sin desembolsar dinero por adelantado. Este enfoque puede reducir la carga de trabajo de TI, acelerar el despliegue, recortar costes y ayudar a gestionar los activos al final de su vida útil de forma segura y sostenible.
  1. Emplear una estrategia ground-to-cloud: Aprovechando esta estrategia, los equipos de TI pueden llevar a la nube pública el mejor software de su categoría, consiguiendo la misma funcionalidad, rendimiento y resistencia, pero en la nube pública, mientras la compañía se beneficia de una gestión sin fisuras y evita cualquier formación adicional del equipo de TI. Además, también proporciona una solución segura todo en uno, que protege contra las interrupciones del servicio, la pérdida de datos o los cortes de energía que podrían afectar gravemente a las operaciones empresariales.
  1. Ampliar las capacidades de nube: Aproveche una estrategia multicloud coherente y ágil, también conocida como “construye una vez, instala en cualquier lugar”, que permita a las organizaciones ejecutar aplicaciones cloud native in situ como forma de cumplir los requisitos de seguridad, conformidad y rendimiento que ofrecen este tipo de aplicaciones, pero sin dejar de utilizar las ventajas de las cargas de trabajo basadas en la nube. Además, para las organizaciones que requieren una latencia ultrabaja, el despliegue de aplicaciones en la nube cerca de la fuente de datos les permitirá procesar esos mismos datos locales en una ubicación específica y seguir cumpliendo las normativas y estándares locales. Esto, a su vez, mejorará la agilidad de la carga de trabajo y potenciará una innovación sin límites, independientemente de dónde se ubiquen las aplicaciones y los datos.

Por ello, a medida que las organizaciones confían cada vez más en la nube para impulsar la transformación digital, los CIO deben adquirir un conocimiento exhaustivo de los costes a largo plazo asociados a la computación en la nube. Un entorno multicloud de diseño ofrece un enfoque eficaz para mitigar los riesgos, optimizar los costes y aprovechar los puntos fuertes de varios proveedores cloud. Al adoptar esta estrategia, los CIO pueden lograr una mayor resiliencia, mayor rendimiento y flexibilidad y evitar depender de un solo proveedor.