Noticias - Actualidad
31
May
2019

HUAWEI reclama a Estados Unidos que ajuste su enfoque para abordar la ciberseguridad de manera efectiva

Huawei presenta una moción de juicio sumario para acelerar el proceso y detener las acciones ilegales contra la compañía.

Valora esta entrada

|

Huawei ha presentado hoy una moción de juicio sumario como parte del proceso en el que cuestiona la constitucionalidad de la Sección 889 de la Ley Nacional de Autorización de Defensa (National Defense Authorization Act, 2019 NDAA). Asimismo, ha hecho un llamamiento al gobierno de los Estados Unidos para detener la campaña contra Huawei apoyada estatalmente bajo alegaciones de falta de ciber seguridad.

Prohibir a Huawei usar la ciberseguridad como excusa «no hará nada para que las redes sean más seguras. Proporciona una sensación de falsa seguridad y distrae la atención de los desafíos reales a los que nos enfrentamos. Los políticos estadounidenses están usando la fuerza de toda una nación para perseguir a una compañía privada. Esto no es normal y casi nunca se ha visto en la historia”, ha asegurado Song Liuping, jefe de asuntos jurídicos de Huawei.

«El gobierno de los Estados Unidos no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pistola, no hay humo. Sólo la especulación», ha continuado Song.

En la demanda, Huawei argumenta que la Sección 889 de la NDAA de 2019 señala a Huawei por su nombre y, añade que no solo prohíbe a las agencias del gobierno de EE.UU. comprar equipos y servicios de Huawei, sino que tampoco les permite contratar u otorgar subvenciones o préstamos a terceros que compren equipos o servicios de Huawei, incluso sin impacto o conexión con el gobierno de los Estados Unidos.

Song también ha abordado la decisión del Departamento de Comercio de los Estados Unidos de incluir a Huawei en la Entity List hace dos semanas, y ha señalado: “Esto sienta un precedente peligroso. Hoy en día son las telecomunicaciones y Huawei. Mañana podría ser su industria, su empresa o sus consumidores”.

Además, ha agregado: “El sistema judicial es la última línea de defensa de la justicia. Huawei confía en la independencia y la integridad del sistema judicial de los Estados Unidos. Esperamos que los errores en la NDAA puedan ser corregidos por el tribunal».

Por su parte, Glen Nager, abogado de Huawei que dirige este caso, ha comentado que la Sección 889 de la NDAA de 2019 viola la Declaración de Attainder, el Debido Proceso y las Cláusulas de Adquisición de la Constitución de los Estados Unidos. Por lo tanto, el caso es puramente «una cuestión de ley» ya que no hay hechos en cuestión, lo que justifica la moción de un juicio sumario para acelerar el proceso.

Huawei considera que el veto de la compañía en EE.UU. no ayudará a que las redes sean más seguras. Además, Huawei confía en que EE.UU. adopte el enfoque correcto y tome medidas honestas y efectivas para mejorar la ciberseguridad de todos, si realmente el objetivo real del gobierno de EE.UU. es la seguridad.

De acuerdo con la orden de programación judicial, la audiencia sobre la moción programada tendrá lugar el 19 de septiembre.

Más información en: http://www.huawei.com/spain/