Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio // Entrevistas

Entrevista
  • Hybrid Cloud.

  • 28/11/2014 - Emilio Paz Simón. Responsable de Cloud. Microsoft

  • La elección de un modelo cloud adecuado es esencial para que los clientes puedan aprovechar al máximo su potencial. La nube híbrida viene a resolver las necesidades de aquellas empresas que necesitan una infraestructura de TI flexible.


  • Valoración.

  • ¿Ya no hay dudas de que la nube es el futuro? 
    Ya no hay dudas de que la nube es más que futuro: es presente. Ahora mismo es la protagonista indiscutible como modelo de suministro de TI y no solo ha revolucionado el mundo de la tecnología sino también la forma de hacer negocios. Estamos asistiendo a un crecimiento imparable de la nube en las empresas españolas que han observado las ventajas que supone para la propia organización en términos de productividad, seguridad y ahorro de costes y también cómo estos beneficios se convierten en un valor para sus clientes.
     
    ¿Qué papel ocupa la nube híbrida en este contexto? 
    La elección de un modelo cloud adecuado es esencial para que los clientes puedan aprovechar al máximo su potencial. La nube híbrida viene a resolver las necesidades de aquellas empresas que necesitan una infraestructura de TI flexible. Son empresas que apuestan por la movilidad y una rápida escalabilidad sin renunciar a un mayor control y agilidad en la administración de sus recursos. El objetivo de la nube híbrida es, en definitiva, aprovechar lo mejor de ambos mundos (pública y privada) y es una opción muy interesante que permite a una compañía ir ampliando sus opciones en la nube sin agregar complejidad y sin un gran gasto. Desde Microsoft, ofrecemos a los clientes la plataforma Cloud OS, que permite que cada empresa cree su propio modelo de gestión del cloud computing en función de sus necesidades. Nuestra experiencia nos dice que la flexibilidad es la clave del éxito de este modelo y, por eso, nuestros esfuerzos van destinados a construir soluciones en la nube a medida para cada cliente. 
     
    ¿Cuáles son las opciones más interesantes que ofrece el modelo híbrido?
    Uno de los puntos más interesantes es la capacidad de decisión del cliente en cuanto a la posibilidad de sacar partido de los recursos externos si esto es necesario para el negocio.  La nube híbrida permite mover las cargas de trabajo de un centro de datos propios a Microsoft Azure reduciendo costes de mantenimiento de datacenter y problemas de seguridad, o a un centro de datos de un proveedor de servicios de hospedaje, sin perder el control sobre la infraestructura. Permite también crear aplicaciones híbridas que aprovechen recursos locales y en la nube. Proporciona una mayor eficiencia y ahorro de costes en la recuperación, copia de seguridad y almacenamiento. No obstante, para que este modelo sea verdaderamente eficiente es fundamental mantener la coherencia a través de las nubes, ofreciendo una solución comprensible y consistente. Y, además, tener un canal de partners, como el que Microsoft tiene en España, que ofrezca un servicio óptimo y garantice una solución y soporte adecuado a las necesidades específicas de cada cliente.
     
    ¿Nos acerca la nube a ese “Internet de la cosas” que muchos predicen para el futuro?
    No creo que el Internet de las Cosas sea una tecnología futurista en absoluto. Vivimos ya en un mundo dominado por dispositivos, sensores, infraestructuras en la nube y herramientas de datos y de Business Intelligence. Miles de millones de personas y objetos están ya conectados a la nube, generando millones de datos cada segundo. En este contexto, disponer de herramientas que te permitan conectar con seguridad con esos datos, ordenarlos y transformarlos en información útil es esencial para que las organizaciones, tanto públicas como privadas, puedan ofrecer mejores servicios a los clientes y ciudadanos. Para ello es necesario, que estas organizaciones busquen partners tecnológicos que les ayuden en la gestión del Big Data. Herramientas como Microsoft SQL Server, Windows Server o Microsoft Azure permiten que una organización pueda obtener una lectura clara y sencilla de sus datos para tomar decisiones que faciliten su crecimiento y aceleren su transformación. 

  • Más Información: http://www.microsoft.com