Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • Hacia la eficiencia con la virtualización inteligente.

  • 04/09/2012 - Javier Concha. Global Cloud Computing Center of Competence Product Manager. NEC Ibérica

  • "Ya sé que el nuevo paradigma de computación llamado Cloud Computing es la principal tendencia en el entorno IT, y sé que la base de esta tecnología es la virtualización, pero aún no he encontrado el beneficio económico y funcional, vamos, no he encontrado la eficiencia que aporte valor real a mi compañía".


  • Valoración.

  • Sí, ese es el discurso de las empresas actualmente, ya no es necesario explicar que al virtualizar separamos los activos digitales (recursos, datos y aplicaciones) mejorando su gestión, que simplificamos la operación y mantenimiento o que reducimos los riesgos de pérdida de información al centralizarla y llevarla a la nube. Ahora hay que ir un paso más allá, porque no basta virtualizar, hay que hacerlo de forma inteligente.
     

    Y, ¿qué es la virtualización inteligente? Simplemente virtualizar aquello que cada empresa u organización necesita. Todo experto en Cloud asevera, con razón, que ni las Cloud públicas, ni las privadas son suficientes por sí mismas, sino que es necesario crear Cloud híbridas, en las que ciertos servicios se externalicen y otros queden bajo el paraguas de la empresa, generando entonces soluciones realmente eficaces y convergentes con el TI tradicional. Nosotros vamos más allá, pensamos y trabajamos en la virtualización inteligente, lo cual conlleva de una estrategia  que se adapte a cada empresa, porque cada una tiene necesidades diferentes.
     

    Existen muy diversas soluciones de virtualización, desde la parte de infraestructura o Datacenter a las aplicaciones, pasando por el escritorio. Cada una es más o menos adecuada, según el momento en el que se encuentre la empresa, económico, de evolución…, y según los perfiles de usuario objetivo (operarios, call center, managers, personal de IT, etc.).
     

    Si hablamos de la virtualización de Datacenter, consolidar servidores, emplear infraestructuras como servicio o crear Datacenter virtuales sería el primer e importante paso a dar. Usar complementariamente soluciones de Openflow, aporta las ventajas de la virtualización inteligente a la operación de redes, permitiendo controlar centralizadamente la hasta ahora compleja capa de networking por software, independientemente del hardware subyacente.
     

    Por otro lado encontramos la virtualización de escritorio, históricamente basada en servidores alojados en centros de datos propios de cada empresa. La evolución en este ámbito consiste en contratar estos servicios a proveedores con centros públicos (DaaS, Escritorio como Servicio) y que sirven escritorios personales a los usuarios, a través de la red. Estos centros de servicio aportan no sólo una mayor flexibilidad, dado que están dimensionados para múltiples empresas, sino herramientas de gestión y provisión para que sea la propia empresa quien controle su entorno. Estas estrategias además se complementan con las de BYOD (Bring Your Own Device), que fomentan el uso de dispositivos personales (portátiles, tablets, móviles, etc.) para el acceso a recursos de la empresa (correo, bases de datos, archivos, etc.) desde cualquier ubicación.
     

    Las soluciones de virtualización inteligente, como las comentadas de Openflow o DaaS, representan ese paso más que ya dan nuestros servicios Cloud, integrándose como parte de la infraestructura IT actual de las empresas, hasta la medida que cada empresa requiere. Se cumple así el objetivo final de reducción de costes, optimizando los estándares de funcionalidad y rendimiento de los servicios IT, a la vez que se mejora drásticamente la fiabilidad, tiempo de respuesta y flexibilidad en la operación.


  • Más Información: http://www.nec.es