Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • Pensar en verde en tiempos de crisis.

  • 29/09/2009 - Iván Rodrigo. Director Técnico. Audema

  • Tras una época caracterizada por el despilfarro energético en todos los ámbitos de actividad, la evolución hacia mecanismos productivos más eficientes y con un menor impacto medioambiental es una tendencia imparable de la que no se puede quedar al margen la industria informática..


  • Valoración.

  • Los grandes del sector tecnológico ya están tomando posiciones al respecto y están desarrollando soluciones con un diseño en el que prima la eficiencia energética, la versatilidad y el reciclaje de componentes. No en vano los productos desarrollados bajo estos principios no sólo contribuyen a la consecución de valores medioambientales sino que ofrecen interesantes retornos de inversión asociados al ahorro en el consumo eléctrico y en la gestión de residuos.


    La selección de nuevos materiales en la elaboración de productos informáticos es una de las estrategias que se vienen utilizando con más profusión en los últimos años por los fabricantes del sector de IT. Los objetivos perseguidos al respecto son la miniaturización de componentes, controlar el impacto medioambiental de los mismos y aumentar la capacidad de reciclado de los productos finales. En este sentido existen numerosas regulaciones que restringen el uso de sustancias peligrosas en los dispositivos electrónicos, como la ROHS EU y la ROHS China y otras normativas que regulan el desechado de equipamiento electrónico como WEEE EU.


    Se ha cambiado el planteamiento en el diseño de soluciones hardware para ser más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Un claro ejemplo de ello lo constituyen los sistemas de refrigeración utilizados en muchos dispositivos informáticos, en donde predominan el uso de nuevos sistemas de disipación de calor que ayudan a ahorrar energía y disminuir ruidos.


    La tendencia actual en materia medioambiental para la industria informática es conseguir soluciones que disminuyan la cantidad total de energía consumida. Con ello se consigue un doble efecto:

    • - disminuir la cantidad de CO2 liberada a la atmósfera por las fábricas de electricidad
    • - y por supuesto, la factura eléctrica del cliente.

    En este sentido, existe un ejemplo muy significativo: el fabricante americano de electrónica de red, Extreme Networks. Con un enorme despliegue de chasis y switches multilayer en todo el mundo, han desarrollado soluciones inteligentes no solo desde el punto de vista lógico sino también energético. Hecho éste que se ha visto reforzado tras las adscripción de Extreme Networks al consorcio Green Grid, constituido por grupos industriales y organizaciones gubernamentales y dedicado a avanzar en la eficiencia energética en los Data Centers. Extreme Networks diseña sus productos siguiendo de forma escrupulosa todas las normativas de protección medioambiental y liderando el desarrollo de soluciones que ahorran consumo de energía.

    Para ello utilizan un conjunto de tecnologías muy innovadoras, como Universal Port y Scripting, que permiten, por poner un ejemplo, desactivar los puertos del switch a los que vayan conectados teléfonos IP alimentados por POE en horarios fuera de oficina.

    En la página web del fabricante americano (www.extremenetworks.com) encontraremos numerosos informes que avalan el resultante de todas las tecnologías de eficiencia energética que emplean, en forma de ahorros de consumo eléctrico espectaculares con respecto a productos de la competencia.

    En tiempos de crisis no está de más que los fabricantes piensen en el bolsillo del cliente y desarrollen productos que propicien una reducción del despilfarro de electricidad.


  • Más Información: http://www.audema.net