Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • Seguridad gestionada: la opción inteligente.

  • 27/06/2008 - Fernando Ayllón. Director de Servicios Gestionados y Proyectos. Afina

  • La Seguridad Gestionada emerge como una modalidad que se adapta a las necesidades específicas de cada empresa ofreciendo prestaciones con total flexibilidad a las que hasta ahora sólo podía acceder la gran cuenta, con lo que Pymes y autónomos resultan los principales beneficiados..


  • Valoración.

  • Hace ya tiempo que la externalización de recursos dejó de ser una opción secundaria a la que únicamente se recurría en caso de no poder adquirir una solución en propiedad. Ahora, el outsourcing proporciona una oferta flexible y personalizada para un amplio abanico de prestaciones profesionales, poniendo al alcance de nuestra mano tanto soporte constante como servicios adicionales asociados a la herramienta de nuestro interés, en los que el cliente tiene la última palabra y puede ceñirse exclusivamente a lo que le será de utilidad, sin malgastar recursos y optimizándolos al máximo. Todo ello, además, acompañado de asesoramiento experto.

     

    En el campo de la seguridad informática, la Seguridad Gestionada emerge como una modalidad que se adapta a las necesidades específicas de cada empresa, ofreciendo prestaciones con total flexibilidad a las que hasta ahora sólo podía acceder la gran cuenta, con lo que pymes y autónomos resultan los principales beneficiados. La mayor ventaja reside en no verse obligados a adquirir ninguna solución en propiedad, contratando únicamente su uso acompañado de ciertos servicios asociados. Aquí, el cliente elige qué servicios y prestaciones quiere recibir.

     

    Así, bajo una modalidad de alquiler que acaba derivando en un coste total de propiedad sensiblemente menor, se elimina el riesgo de acabar con herramientas obsoletas pasado un tiempo, y sin tener que recurrir a personal propio formado en materias de seguridad, con las que no todas las empresas tienen por qué estar necesariamente familiarizadas. Básicamente, equivale a contar con un departamento de TI propio, pero sin malgastar dinero ni tener que trastocar a la plantilla, que queda libre para dedicarse a tareas que verdaderamente aportan valor para el negocio y ve aumentada, por tanto, su productividad.



    Tras someterse a un proceso de análisis previo, el cliente partirá de la base de saber exactamente qué necesita, de forma que pueda escoger sólo aquellas herramientas que le ayudarán a protegerse de forma adecuada. En consecuencia, mediante una cuota mensual ajustada a su presupuesto y a los servicios contratados, no tendrá que renunciar al nivel de protección óptimo, como sí ocurre al optar por una solución en propiedad.



    En los últimos años, España se ha ido aproximando a niveles similares a los de los países de nuestro entorno, pero la brecha digital sigue ahí por la poca predisposición a prevenir que todavía impera. Por desgracia, sólo se decide actuar cuando el daño ya se ha producido, aunque poco a poco la situación está cambiando.



    Lo delicado de este campo, el de la seguridad, no hace más que potenciar la opción de dejar todo en manos de técnicos completamente formados y con una dilatada experiencia en su haber, ya que vienen a prestar su ayuda a aquellas empresas –de cualquier índole y tamaño- que no saben, no quieren o bien no pueden dedicar recursos propios a la securización de sus sistemas. En definitiva, se acaba obteniendo más por menos. Una opción inteligente.


  • Más Información: http://www.afina.es