Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • La movilidad en los "Campus Universitarios".

  • 15/04/2009 - Juan López Orozco. RSM Southern Europe. Meru Networks

  • Visitando una Universidad que evalúa la transición de sus viejas redes WiFi a tecnologías actuales, les preguntaba por la funcionalidad que buscaban en las nuevas redes: ésta sigue siendo la “búsqueda de información”. Pero son muchos los cambios producidos en estos últimos años que generan nuevas funcionalidades ya sea por la aparición de los nuevos standars, nuevos dispositivos o nuevas tendencias. .


  • Valoración.

  • Hace ahora seis años tuve mi primera reunión con una Universidad que estaba evaluando seriamente la posibilidad de capacidades WiFi. Por aquel entonces no era habitual encontrar estudiantes que utilizaran frecuentemente dispositivos dotados de tarjetas de red WiFi, aunque si era frecuente encontrar profesores que los tuvieran.

    Las necesidades mostradas durante aquella reunión no diferían demasiado de las hoy en día ofrecidas y resumidas fundamentalmente en el servicio, “búsqueda de información”, ya fuera en la intranet de la Universidad, escasamente desarrollada en aquellos días, en otras Universidades y sobre todo en Internet.


    Preocupaban la seguridad, especialmente la encriptación, WEP era lo habitual y ya habia sido crackeada, se comenzaba a hablar de 802.11i, WPA, etc. Pero pocos eran los dispositivos capaces de utilizar esta encriptación. La otra preocupación era el facilitar el acceso a Internet a invitados, ya fueran estudiantes, profesores, profesores en itinerancia o cualquier otro visitante de la Universidad. Los problemas que se encontraban aquellos pioneros estaban realcionados con la dificultad de dar acceso de forma sencilla y segura debido probablemente a la inmadurez de la tecnología.

    Cabe recordar que en aquellos momentos la tecnología disponible estaba basada en puntos de acceso autónomos, difíciles de gestionar, el concepto de portal cautivo estaba en estado embrionario, la autenticación 802.1x era compleja, el soporte de VLANs era de todo menos sencilla y los drivers disponibles en los dispositivos cliente eran tan básicos como limitados y la velocidad de aparición de nuevos chipsets impedía la constante mejora de los drivers de dispositivos “antiguos”.

    En aquellos momentos, sin embargo, la densidad de clientes en un mismo lugar, ya fueran clases, bibliotecas, colegios mayores o cualquier otro lugar, no era percibido como problema y por tanto las redes no se planificaban teniendo en cuenta este parámetro, ya que el número de portátiles, fundamentalmente, era lo suficientemente bajo como para no generar problemas.


    Pero con el paso del tiempo, la generalización del uso de ordenadores portátiles hizo aparecer los primeros problemas de densidad que hicieron bajar el performance de la red a la vez que subían los quebraderos de cabeza para los gestores de la red. Todo ello agravado por el hecho de la co-existencia de clientes viejos-lentos 11b con los nuevos 11g o agravado por el hecho de la utilización de la red para bajar ficheros de alto volumen que, dada la falta de control de éstos, por parte de la red inalámbrica hiciera que unos pocos usuarios hicieran un “injusto” uso del aire, recurso limitado a 54 Mbps hasta no hace mucho tiempo, y provocando que el resto de usuarios conectados a su mismo punto de acceso sufrieran graves problemas de performance.


    En una palabra, poco a poco, las necesidades de red comenzaban a ser superiores a la tecnología b/g disponible.

    Esto hace que, con el paso del tiempo, aparezcan nuevas generaciones que hacen la labor del gestor de red más sencilla aunque no evolucionan lo suficiente en lo que se transforma en los dos grandes problemas de las redes WiFi en entornos universitarios: soportar altas densidades de dispositivos cliente en un mismo área y gestionar las interferencias entre los, cada vez más numerosos puntos de acceso.


    Efectivamente los gestores de red intentan resolver el problema de la densidad de clientes instalando más puntos de acceso, pero debido a la limitación de canales en la banda de 2.4 Ghz esto no hace si no incrementar el problema al aumentar las interferencias entre los puntos de acceso.

    Decir que en esos momentos no era habitual la existencia de clientes 802.11ª capaces de trabajar en la banda de 5 Ghz.



    Finalmente, un pequeño fabricante de soluciones WiFi, Meru Networks, pone a disposición de la comunidad educativa una tecnología que al utilizar un único canal, coordinando el tráfico de los puntos de acceso, elimina el problema de las interferencias entre puntos de acceso, haciendo mucho más sencilla la planificación de la red y admitiendo, entre otras cosas, instalar más puntos de acceso en un mismo área y agregar ancho de banda hasta los 162 Mbps en la banda de 2.4 Ghz.


    Por otro lado, la aparición del “nuevo” standard, 802.11n, DISPONIBLE HOY MISMO, y que lleva el ancho de banda disponible hasta los 300 Mbps elimina la última restricción existente en comparación a la tecnología cable, el cuello de botella ya no se produce en los puntos de acceso, el cuello de botellas se produciría en los switches de 100Mbps.
    Esto hace que cualquier red WiFi 802.11n quede abierta a la ejecución de cualquier aplicación conocida ejecutada en una red cable a 100 Mbps como video o aplicaciones multimedia limitadas de difícil utilización hasta la aparición del nuevo standard.

    Dicho de otra forma, los fabricantes de tecnología han hecho los deberes y ofrecen hoy en día soluciones capaces de soportar aplicaciones de todo tipo, utilizando radios 802.11 abgn disponibles en los dispositivos móviles de profesores, estudiantes y visitantes.


    Hace unas semanas, visitando una Universidad que evalúa la transición de sus viejas redes WiFi a tecnologías actuales, les preguntaba por la funcionalidad que buscaban en las nuevas redes. La funcionalidad fundamental seguía siendo la “búsqueda de información” ya explicada anteriormente.

    Sin embargo son muchos los cambios producidos en estos últimos años que generan nuevas funcionalidades ya sea por la aparición de los nuevos standards, nuevos dispositivos o nuevas tendencias.


    He aquí algunas de ellas:

    - El nuevo standard 802.11n dispone de ancho de banda suficiente para introducir el video-streaming como herramineta fundamental de comunicación entre profesor y alumnos o entre alumnos de un mismo grupo de trabajo.
    ¿Por qué no realizar grabaciones de la parte repetitiva de una clase magistral y distribuirla en formato electrónico mientras se dedica las horas lectivas al debate o resolución de casos?

    ¿Por qué no uilizar el video-streaming para realizar tutorias on-line, uno a varios o reuniones de grupo?

    ¿Sabía que bajo el standard 802 11.n, el tiempo de upload de un fichero de 50 Mbytes es inferior a 30 segundos? La aparición de nuevos dispositivos como Ipod, Iphone, dispositivos Android, Blackberry o consolas PS3, Nintendo DS o Wii están cambiando la forma de comunicarnos y de interactuar con las redes.

    Existen al menos media docena de iniciativas  o proyectos en US en los que el Iphone es el interfase entre el alumno y su profesor y Universidad.


    - Ya que un alumno es un miembro de la universidad, ¿por qué no dotarle de una extensión VoIP mientras se encuentre en el Campus? ¿Por qué no utilizar el mismo dispositivo, smartphone, para comunicarse de forma hablada y escrita o como pequeña pantalla de video?

    ¿Resultaría extraño la realización de exámenes tipo test utilizando este tipo de dispositivos? ¿Qué es, si no esto, el juego de habilidad mental de la Nintendo DS? Por cierto esta consola como otras dispone de conectividad WiFi.


    - O podriamos hablar de las herramientas de redes sociales. Prácticamente todos los estudiantes tienen su perfil en alguna red social y más que seguramente la utilizan diariamente.
    En los próximos años ese tipo de herramienta estará absolutamente establecida en el mundo de la empresa. Parece lógico alinear la experiencia requerida por la empresa con las técnicas aprendidas en la Universidad. Utilicemos ya mismo este tipo de herramientas de redes sociales en la universidad promoviendo el trabajo colaborativo y en equipo.


    En resumen, parece que son las técnicas de enseñananza las que no han evolucionado en España. Existe tecnología que ponga todos los recursos de la Universidad a disposición de los estudiantes. Desde repositorios de información escrita, pasando por los de clases magistrales en formato vídeo, por bases de datos visuales de resolución de problemas hasta capacidad de cálculo casi infinita en los centros de datos de las distintas Universidades de España.

    Existe tecnología capaz de transmitir conocimiento de una manera mas efectiva y completa que los libros y desde luego complementaria a éstos.

    Existe tecnología capaz de comunicarlos distintos entes de la comunidad universitaria de forma efectivay con capacidad acumulativa, es decir, el conociemiento adquirido durante un curso estará disposición de los alumnos y profesores al curso siguiente enriqueciendo a las generaciones futuras.

    Existe tecnología. Sólo debemos utilizarla adecuadamente.

     


  • Más Información: http://www.merunetworks.com