Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • Smart Grids, una aproximación de comunicaciones.

  • 08/06/2012 - Jorge Arasanz. Director de desarrollo de negocio de redes para empresas en España y Portugal . Alcatel-Lucent

  • Las empresas generadoras de electricidad se enfrentan a una situación definida por un salto en la dinámica de la generación de energía y en el consumo, donde, además de aumentar la fiabilidad de la red de suministro, caminar hacia generación distribuida y utilizar energías renovables, dentro de un planteamiento de ecoeficiencia, influye el aumento en el uso de electricidad para refrigeración doméstica y gran número de dispositivos electrónicos, la mayoría de comunicación..


  • Valoración.

  • Al respecto, vale decir que hay un uso creciente de dispositivos de comunicación inteligentes como smartphones y tabletas, y una tendencia BYOD, en la que el usuario prefiere cada vez más usar sus propios dispositivos de comunicación no sólo en su vida personal: también en su empresa.


    Las redes de transporte de energía eléctrica (grid en inglés) han dispuesto desde hace años de tecnología cercana a la ciencia-ficción en los aspectos relativos a fiabilidad, estabilidad y control del transporte de energía eléctrica: teleprotección, transformadores de corriente, magnetotérmicos de diferentes curvas, mecanismos de auto-rearme, etc.
     

    Las comunicaciones en las redes de generación de energía

    Pero es precisamente en la redes de transporte de energía donde las tecnologías de la información más modernas han entrado de forma más bien tardía. Es cierto que siempre existía una red de transporte de información, sobre todo basada en tecnología SDH y PDH, que permitía el intercambio de información entre los nodos de la red, habilitando, entre otros servicios, la teleprotección, uno de los servicios más importantes en las modernas redes de transporte de energía eléctrica.


    Sin embargo, la presión de usuarios finales y empresas, las normativas de los estados, y las condiciones de los mercados abiertos a los minoristas de último tramo vienen imponiendo una serie de condicionantes en las redes de transporte que fuerzan a su renovación.


    Además, la situación de madurez, y por tanto de casi estancamiento tecnológico, en que se encuentran las redes SDH/PDH, provocan que, en la mayoría de los escenarios, la continuidad de las inversiones en ese tipo de redes sean cuestionadas, ya que las modernas redes Ethernet y MPLS son capaces de ofrecer los mismos niveles de fiabilidad y seguridad por un coste mucho menor, tanto en inversión como en mantenimiento.


    La renovación de las infraestructuras de transporte de energía introduce el cambio desde señales analógicas o digitales hacia interfaces normalizados y bien conocidos en la industria: Ethernet e IP. Los modernos sistemas SCADA, Telecontrol, medición inteligente, y tanto otros, han dado el paso definitivo, siguiendo el dado por las comunicaciones de voz en su día, y el más reciente de los sistema de CCTV-IP, que se encuentran en las etapas finales de su transformación.


    Ahora bien, que el interfaz de acceso a la red sea Ethernet no significa que la redes de transporte de energía eléctrica puedan ser soportadas por redes “convencionales” basadas en los estándares Ethernet tradicionales.


    Según los sistemas empleados, y a menudo dependiendo de los fabricantes, las necesidades de los sistemas varían sensiblemente. Algunas redes de transporte pueden aprovechar los modernos desarrollos en Ethernet: SPB (Shortest Path Bridging) y Lossless Ethernet, que aunque pensados para otros entornos (Datacenters), ofrecen precisamente las características que demandan este tipo de redes de misión crítica.


    No obstante, y dado que hablamos de entornos donde la seguridad es la principal variable a controlar, hay una tecnología que sistemáticamente ha ido ganando terreno dentro de la redes de transporte de energía: MPLS (Multi-Protocol Label Switching). Es una tecnología sobradamente probada, con muchos años de recorrido a sus espaldas, y que ha solventado sistemáticamente todas las pruebas a las que se ha visto sometida. Su condición de Multi-Protocolo es, además, una importante baza, ya que permite la migración ordenada desde un entorno antiguo (heredado o “legacy”) a uno moderno, sin interrupciones ni cambios bruscos. Se han desplegado por suministradores como Alcatel-Lucent múltiples Smart-grid incluido el transporte de señales de teleprotección sobre MPLS, empleando mecanismos de sincronismo avanzados por todo el mundo.


    Siguiendo la lógica, las modernas Smart-grids emplean una única red para el transporte de todo tipo de información: las relativas al control de la red de transporte, las relacionadas con mediciones de consumo, ofimática, CCTV-IP, telefonía de emergencia, etc. Es fácil aceptar el modelo, por el cual cada uno de los terminales que acceden a la red de telecomunicaciones, puede ser considerado un usuario, y el sistema al que accede o que lo gobierna, la aplicación. Por ello es preciso contar con mecanismos exhaustivos de detección, perfilado y aseguramiento de la calidad de cada tipo de flujo dentro de la red, de forma que cada usuario y cada aplicación reciban de la misma los recursos necesarios para su correcto desempeño. En este punto juegan un papel fundamental, en especial en el sector de las redes de comunicación para empresas, las soluciones capaces de ofrecer una red adaptativa a las aplicaciones que el usuario necesita, fácil de usar y mantener, y que proporcione una excelente experiencia al usuario.

     


  • Más Información: http://www.alcatel-lucent.es