Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • Beneficios y riesgos de los Servicios Gestionados.

  • 27/04/2010 - Félix García Rodríguez. Director General. Zertia Telecom

  • El objetivo final de cualquier implantación de servicios gestionados, debe ser conseguir aportar al cliente final seguridad, estabilidad y calidad de sus infraestructuras de IT, mediante un proceso de gestión externo a la compañía y que redunde en una reducción de costes operativos, de forma que pueda centrarse en su negocio sin preocuparse de mantenimientos y gestiones internas.


  • Valoración.

  • La consecuencia inmediata será una eficiencia de los costes internos, sin necesidad de búsqueda de capital para nuevas inversiones de IT (CAPEX) y haciendo más eficiente el uso de los gastos operativos (OPEX). Otra ventaja añadida es la capacidad de acceso a nuevas tecnologías sin nuevas inversiones ni esperas innecesarias en migraciones internas.

    Otro aspecto a considerar es la flexibilidad y adaptación de la infraestructura de cliente, frente a momentos de incertidumbre económica o de expansión.  Disponer de recursos que se adaptan a la piel de nuestro negocio, tanto en tamaño como en tiempo de implantación, es algo necesario y que incrementa nuestra competitividad en el mercado.

    Sin embargo, en la migración o implantación de servicios internos a servicios gestionados NO está garantizado el éxito y se deben considerar o minimizar ciertos riesgos. Antes de dar el paso de una decisión tan importante, debemos someter a nuestro esquema de relación situación_actual_infraestructura-MSP-SLA- riesgos_de_mi_negocio, a las siguientes cuestiones:

    • - ¿está nuestra organización preparada para trabajar en un entorno externo?
    • - ¿nuestras comunicaciones son de suficiente calidad para obtener la respuesta adecuada de los servicios alojados en un data center externo?
    • - ¿nuestro MSP (Managed Service Provider), es capaz de asegurarnos la calidad extremo a extremo?¿nuestro MSP cuenta con un SLA (acuerdo nivel de servicio) lo suficientemente claro y comprometido con mi negocio?
    • - ¿quiero mis aplicaciones en un entorno privado o público?, etc..

    La respuesta a todas estas preguntas, nos debe llevar a la elección de nuestro MSP, considerándolo como parte integral de la cadena de valor del negocio. Muy importante será en este caso el nivel de respuesta del MSP, su accesibilidad y agilidad para resolver y adaptar nuestras necesidades en cada momento.

    En este punto, no podemos olvidar la capacidad de análisis de la red de comunicaciones del cliente, partiendo de la base de que no es lo mismo un diseño de una red WAN basada en aplicaciones alojadas en un entorno interno, que un alojamiento externo de servicios gestionados que requerirá una exigencia de mayor de ancho de banda tanto en calidad como en disponibilidad. Vital importancia toma la capacidad de nuestra red WAN de soportar QoS y de esta forma priorizar el tráfico entrante/saliente.

    En definitiva, la figura combinada de MSP y operador de red, la elección de un suministrador adaptado al negocio del cliente, asegurará los beneficios anteriormente mencionados, así como el correcto crecimiento de necesidades futuras.


  • Más Información: http://www.zertia.es