Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando está aceptándola Aceptar
Política de cookies +
EN ES

Usted está en: Inicio// Artículos de Opinión

Articulo de Opinión
  • El nuevo WiFi. (20 años no es nada).

  • 02/01/2017 - David Tajuelo. Business Development Manager. Diode

  • La Generación Y, también conocida como Generación del Milenio, Milenial o Milénica, es la cohorte demográfica que sigue a la Generación X. No hay precisión o consenso respecto de las fechas de inicio y fin de esta generación. Los comentaristas utilizan las fechas de nacimiento comprendidas desde 1980 hasta 2000 (Wikipedia).


  • Valoración.

  • Ya lo decía Gardel en su famoso tango, “…que 20 años no es nada…”. La aparición de los denominados “Nativos Digitales” ha hecho que las prestaciones de las redes WiFi sufran una evolución que algunos consideran “de locos”. El nivel de tráfico por usuario que ahora deben soportar los dispositivos que forman dichas redes se ha multiplicado por (algo más de) 1.000 desde la aparición del estándar 802.11 allá por 1995, cuando 1Mbps era todo un logro.

     

    La evolución de dicho estándar con sus sucesivas revisiones, hasta llegar a la 802.11ac Wave2, que es donde está ahora situado el mundo comercial, ha dado respuesta, de momento, a los requerimientos y necesidades de estos devoradores de tráfico que son las nuevas generaciones.

     

    Pero no es sólo este “hambre” de velocidad lo que hay que saber gestionar, sino el acceso de una infinidad de nuevos “clientes” que han ido apareciendo en el escenario; partiendo de las primeras tarjetas PCI a los nuevos sensores que empiezan a aparecer para el universo IoT, la lista es interminable. A suma a esto, la aparición de nuevos servicios (de localización, analítica de Big Data, movilidad, etc.) generan nuevos retos para la seguridad de acceso a las redes que, cada vez más, nos rodean. Y que, también cada vez más, tienden a integrar redes cableadas e inalámbricas gestionadas desde un único punto (ya sea HW o SW)

     

    La utilización de certificados para controlar a todos estos nuevos “invitados” es uno de los puntos críticos, ya que ahorra una gran cantidad de tiempo a los administradores de redes a la hora de gestionar accesos, sobre todo en las redes de invitados, que son su gran quebradero de cabeza. Los certificados son asignados unívocamente a los usuarios (independientemente del número de dispositivos que manejen), simplificando así los costes en tiempo a la hora de autenticar o re-autenticar, así como la necesidad de tener que identificarse cada vez que se necesite un acceso a la red; de esta manera el control es prácticamente total.

     

    En el horizonte, nuevas revisiones, prometiendo velocidades por encima de los 7Gbps en las bandas de 60GHz o los nuevos puntos de acceso con pico celdas LTE, nos hacen adivinar que en breve tendremos delante de nosotros (unos dos años reales) una nueva revolución.

     

    Y todo esto en 20 años escasos. Ciertamente, parece de locos.


  • Más Información: http://www.diode.es/